Quererte y amarte es para mí más de lo que la propia palabra dice. Y de esto te voy a hablar en este post de hoy.

Amar incluye en mi vocabulario la acción y los valores de mimar, respetar, cuidar, valorar, adorar y confiar… Sin estos ingredientes para mi esenciales, el amor hacia uno mismo y el otro, no puede crece. Estos son los nutrientes que hacen que el amor en mi y el otro se nutra, vaya creciendo y expandiendo más cada día.

¿Para que una planta crezca y florezca, que haces?

La tratas con amor, la pones al sol, le das agua, le pones una tierra fértil , la atiendes, tienes cura de ella, le dedicas tiempo.

Con el amor pasa lo mismo. Hay que nutrirlo, alimentarlo, cuidarlo y tenerlo presente. Si no le dedicamos tiempo de calidad, se destruye y muere.

Para aprender a amarte y quererte es necesario conocerte, saber quién eres y lo que te gusta.

 

¿Conoces tus valores, cualidades, habilidades, puntos fuertes y de mejora?

¿En 5 palabras, cómo te defines?

Toma tu tiempo para pensarlo y escribirlo.

“No podemos amar aquello que no conocemos”

Esta frase me conecta mucho con mi historia y me gusta compartirla, me siento muy identificada en ella. Hace 10 años  decidí conocerme, emprender un viaje hacia mi interior. Me di cuenta que no me amaba y decidí cambiarlo. Había vivido mis últimos años en pareja a oscuras, sin luz, y decidí empezar a ver. Decidí encender la luz de mí interior, amarme y permitirme brillar.

 

El autoconocimiento es para mí el primer paso para abrirnos a nuestro interior y descubrir todas nuestras cualidades, fortalezas, emociones, aprendizajes, valores y creencias que hemos adquirido a través de nuestra experiencia de vida.

Cuando nos RECONOCEMOS, tomamos consciencia de quienes somos y en quién nos hemos convertido. Podemos mirar nuestro camino des del amor y la responsabilidad.

Es mucho más fácil mimar, cuidar, valorar, respetar, adorar y confiar en ti mismos cuando te miras y reconoces quién hay frente de ti.

¿Cuántas veces te miras al espejo y te ves?

Recuerda…

  • El valor te lo pones tú cada día cuando hablas de tus cualidades y capacidades.
  • El respeto lo cultivas cuando tratas con amor a los demás y a ti mism@.
  • Los mimos los alimentas cada momento que decides cuidar de ti.
  • La confianza está en cada decisión que tomas, silenciando las dudas y escuchando tu corazón.
  • Te adoras cada vez que te miras al espejo y reconoces que eres únic@ y especial.

 

Amar es mucho más que decir “te amo” o “me amo”, amar es la suma de todo aquello que hacemos, decimos, sentimos, pensamos y permitimos.

Poner límites también es amar. Muchas veces pensamos que ofrecer un NO a otra persona es dejar de amar y puede ser todo lo contrario. Un NO a otro puede ser un SI a ti mism@.

Vamos a jugar un poco…

¿Qué palabras de la lista asocias con la palabra AMAR?

Amor, pasión, afecto, vida, confianza, respeto, sufrimiento, dolor, mentira, alegría, esfuerzo, sacrificio, perdón, conformismos, culpa, amistad, compartir, miedo, ilusión, odio, familia, viaje, vida, destino, presente, pareja, yo, hijo.

Elige de esta lista las palabras que para ti resuenan con AMOR.

¿Que palabras has elegido?

Vas a encontrar palabras muy distintas, tanto agradables como desagradables, y seguro que algunas han resonado más o menos en ti.

Lo que te quiero compartir con esta reflexión es que detrás de cada palabra o sentimiento, hay emociones, experiencias, creencias, valores, etc. y según la huella emocional que tengamos de cada experiencia de amor, el amor lo viviremos de uno u otra manera.

Por eso creo que es muy necesario aprender a amarnos primero a nosotros y luego, sabremos amar al otro. Si solamente has aprendido a amar a través del otro, cuando el otro no esté, tu amor se irá con esa persona y sufrirás mucho más.

Ámate para poder dar amor sin la necesidad de recibirlo, sin condición.

Te invito a que tomes acción; empieza a mimarte, cuida de ti, ama cada parte de tí, valora tus cualidades y habilidades, usa un lenguaje positivo y de respeto, amor y confianza.

Entrena cada día el músculo del amor hacia ti mism@ y los demás. Cada día tienes la oportunidad de elegir cómo te miras a ti mism@ y que haces para amarte más.

Solamente tú tienes el poder de cambiar tu lenguaje y empezar a comunicarte con afecto.

¡Toma acción!

Comparte tu opinión y si decides pasar a la acción, cuéntame tu experiencia para que los demás también se animen!

Gracias por leerme,

Un abrazo

Bet Masallera