En este post te voy a hablar del papel que tienen las emociones en la comunicación y que podemos hacer para que jueguen a nuestro favor.

¿Preparad@ para jugar?

Las emociones son intangibles, igual que los valores, pensamientos, creencias,…y la diferencia entre todos ellos es que la emoción la sentimos directamente a nivel físico y a través de nuestro cuerpo.

Las emociones se alimentan y/o se generan a través de nuestros pensamientos, creencias, valores, recuerdos, … algo fuera y/o dentro de ti activa las emociones. Todos estos intangibles de los que vamos a hablar (valores, emociones, creencias, pensamientos, sentimientos,…) conviven y comparten un mismo lugar y ese lugar es tu mundo interior. A veces un lugar un poco desconocido para algunos.

¿Tu mundo interior, es un lugar conocido para ti?

Mi inquietud para bucear en mi mundo interior nació de mi sufrimiento emocional y mi búsqueda incansable de respuesta a todo lo que viví años atrás . La necesidad de entender mi infelicidad me movió a conocerme y a buscar las respuestas dentro de mi. Me di cuenta que yo era la única que podía aprender a gestionar mi mundo interior y ser la protagonista de mi vida. Por este motivo ahora me dedico a entrenar y enseñar a las personas a gestionar su mundo emocional transformando su comunicación.

En este post te voy a hablar de emociones y para ello quiero presentarte las que son consideradas emociones básicas y que nos vienen de “serie”, van con nosotros al nacer:

Alegría, Tristeza, Rabia, Miedo y Asco. 

Algunos autores también incluyen la Sorpresa.

Según diferentes expertos en psicología, pedagogía, neurociencia, … la emociones tiene como finalidad el aprendizaje y crecimiento personal. Son las emociones las que nos dan información de quién somos y qué necesitamos. Nacemos con ellas y todas son necesaria e imprescindibles para nuestro desarrollo y supervivencia.

Para mi no existen emociones buenas o malas, simplemente las sentimos y somos responsables de lo que hacemos con ellas. ¿Te han enseñado a gestionarlas? A mi nadie me enseño…

Si quieres conocer más sobre las emociones te invito a ver la película Inside Out donde vas a poder conocer la relación que hay entre las emociones básicas, los recuerdos y todo lo que se genera alrededor del universo interior de cada persona. Ver el tráiler de la película.

Las emociones se generan y activan cuando aparece un estímulo interno o externo que interacciona con nosotros.

Te invito a que lo experimentes …

Busca un recuerdo de una situación donde hayas experimentado muchas dudas. Visualiza en tu mente esta situación vivida.

¿Qué emoción sientes ahora cuando recuerdas la situación duda?

¿Qué piensas sobre ti al recordarlo?

Si nos quedamos anclados y alimentamos cada emoción con pensamientos desagradables o negativos, lo que hacemos es transformar la emoción en un sentimiento desagradable en nosotros y que este perdure en el tiempo. Es como cuando ves pasar la misma película en tu mente una y otra vez.

¿Qué historias alimentas en tu mente?

La interpretación que hago y las palabras que elijo cuando defino la experiencia vivida hace que avance o no en el camino. Según los pensamientos  que construyo en mi mente, la historia que me cuente, voy a alimentar una creencia potenciadora o limitadora en mí.

¿Y si aprendemos darle la vuelta y buscar aprendizaje en cada situación – experiencia vivida, que crees que pasaría?

Te reto a una última pregunta…

¿Qué valores hubieras necesitado potenciar para DEJAR DE DUDAR y CONFIAR?

¿Qué te podrías empezar a decirte para cultivar la confianza en ti?

Las emociones nos conectan a las experiencias y se quedan en nuestra memoria en forma de recuerdo o huella emocional. Este recuerdo a veces es agradable y otras veces es desagradable. Dependerá de la gestión emocional que hagamos en cada momento.

¿Quieres descubrir qué hago yo para que las emociones jueguen a mi favor?

Lo primero que te recomiendo hacer y que yo practico desde que lo aprendí, es darte permiso y tiempo para estar contigo. Una vez tomas la decisión de bucear en tu mundo interior, no hay vuelta atrás. Es un mundo mágico cuando lo descubres.

 

  • Date permiso para <<parar>>, tomar aire y sentir la emoción.
  • Identifica la emoción
  • Acéptala en ti. Es la manera de dejar la lucha.
  • Escucha qué mensaje hay en la emoción, cuando una emoción llega, nos viene a informar de algo.
  • Cuestiónate de donde viene y para qué.
  • Aprende
  • Actúa, elije que hacer con ella y cambia tu pensamiento.

Emoción + pensamiento= Sentimiento

Las emociones llegan y nosotros decidimos el tiempo que residen en nosotr@s.

Y para reflexionar….

Nuestra comunicación se ve afectada por nuestras emociones. Cuando estamos tristes, enfadados o con miedo, inconscientemente la comunicación cambia y el lenguaje que emitimos dentro y fuera se ve afectado.

Cuando hacemos una gestión emocional saludable; la mente, el cuerpo y la emoción trabajan juntas y para el bienestar de la persona.

De aquí mi invitación a lanzarte a entrenar tus emociones para que trabajen en equipo con tu mente y cuerpo.

Cada emoción nos comunica algo y darle la espalda nos convierte en víctima de nuestra emoción en lugar de ser responsables y protagonistas.

Solamente tú tienes el poder de decidir el tiempo que estás enfadado, triste, alegre, … es tu elección.

 

Comparte tu opinión y si decides pasar a la acción, cuéntame tu experiencia para que los demás también se animen!

Gracias por leerme,

Bet Masallera